El amor está en el aire

Llegó febrero, el tan esperado “mes del amor”. ¿Eres de las personas que se emociona con la llegada de esta fecha? Pues si es así, déjame decirte que eres una persona afortunada al tener con quien compartir diversas experiencias. Sí bien este día es conocido por los lindos detalles que se hacen las parejas para demostrar su amor, año a año, una de las frases que más los atormenta cuando se va acercando esta fecha es: “y ahora, ¿¿¿qué le regalo???”. Pues, ¡pare de sufrir joven! Te voy a recomendar algo distinto, algo que hará que salgas de la rutina del día a día.

Fuente: Exploor


Antes de empezar, déjame aclararte que San Valentín no solo son rosas y chocolates, como la mayoría parece creer, ve más allá de ese cliché, sé más original y mézclalo con un poquitín de locura, ¡valdrá la pena!

Ahora si, me voy por un momento y te voy a dejar acá con dos personas que te van a contar sus historias, primero te hablará una que es parte de una pareja full aventurera:

El amor, el amor, ¿hay algo mejor que estar enamorado? De hecho que sí, ¡el pollito a la brasa! jajaja broma. En verdad no suelo ser de esas personas que son full afectivas pero es lindo poder encontrar a alguien que te haga sacar ese lado cursi, ese lado que juraste no tener por NADIE, hasta te burlabas de tus amigos cuando estaban templados pero bien que fuiste alguien más del grupo cuando cupido te flecho -y sí que te flecho feo, ah!-

Mi pareja y yo no solemos gastar tanto en cosas materiales, sino que “invertimos en experiencias”. Un oso de peluche gigante o una cena romántica en un restaurante caro puede parecer dulce para muchos, pero ya pasamos por esa etapa en nuestra relación y francamente llega el punto donde esas cosas dejan de sorprenderte y buscas algo más.

Es por ello, que nosotros aprovechamos cada vez que podemos para hacer viajes cortos e ir conociendo más de nuestro país. Lo malo es que el trabajo, la universidad y otras cosas de nuestra vida diaria, nos dificulta un poco el darnos los gustitos viajeros que tenemos. Por esta razón, decidimos que para este San Valentín queríamos salir de Lima pero no ir tan lejos.  

-          Amor, ¿qué tal si vamos a Paracas? He visto que Sofía fue hace un par de semanas con su flaco, ¡hicieron sandboard y todo! Se ve divertido.

-          Pero…. ¿tú no fuiste hace años para allá?

-          Siiii, pero no es lo mismo pues, gordo. Fui hace 10 años y solo fui a conocer la playa jaja. ¡Vamos! -noté la cara de aburrimiento que puso- si quieres también, ah, ¡jum!

-          Que resentida jaja. Nunca he ido, de hecho que me llama la atención, queda cerca y hay varias actividades para hacer allá.

-          Entonces… ¡¡queda Paracas!!   

Me emociona haber elegido Paracas, siento que tiene ese toque de romanticismo con aventura. Mientras estaba buscando las actividades que se pueden realizar allá, encontré una para hacer parapente. Sin pensarlo mucho, ¡¡¡reserve mi ticket para hacerlo!!! Déjame decirte que yo soy de las personas que no le gusta planear tanto lo que hace, me gusta considerarme como una persona espontánea y vivir el momento, pero ¡¡hacer parapente en Paracas se ve alucinante!! O sea es volar sobre un desierto, con la vista del océano. Sé que disfrutaré cada segundo de ese vuelo.

                 Fuente: Turismo en Lima

 

En cuanto a las otras actividades para hacer ahí, encontramos el tan conocido sandboarding, también se puede recorrer el famoso pueblo de las brujas de Cachiche, ir a las bodegas de vino y hacer su respectiva cata. Otro punto que me llamó la atención mientras buscaba fue la hermosa vista de la Laguna de la Huacachina, ¡uno de los pocos oasis naturales dentro de nuestro país! Donde se puede hacer paseos en bote y subir a tubulares. Uff, ni que hablar de las Islas Ballestas, donde podremos ver las líneas de Nasca así como los curiosos pingüinos de Humboldt y lobitos marinos.

Como puedes ver, hay actividades para todos los gustos y si ninguna de estas te llama la atención, pues ¿qué tienes en la cabeza? Jaja mentira. Si en verdad nada de esto es de tu estilo, puedes disfrutar las playas que tiene Paracas, siendo “La Mina” la más concurrida.

 

Si tienes una pareja, créeme que este viaje valdrá la pena. Nosotros recién lo estamos organizando, pero gracias a los comentarios de varios amigos, sé que es un destino que valdrá la pena al 100%. ¡Viaja y disfruta!

¿Qué te pareció esta historia? Recuerdas que te dije que eran dos, ¿no? Bueno, acá te dejo con la segunda persona, esta es una pareja que busca quitarse el estrés de la ciudad de encima:

Hola, ¿Qué tal? Probablemente ya estás aburrido de leer tanto, siempre me dejan a mí para el final, ¡rayos! Espero que sigas leyendo, te prometo que no hablaré tanto e iré directo al punto. Para que te hagas una idea de cómo es mi vida, básicamente trabajo de lunes a sábado, tengo una pareja y acabamos de cumplir 2 años de relación, somos una pareja normal jaja.

Normalmente salimos a comer en nuestros aniversarios y los dos San Valentín que hemos pasado juntos han sido lindos pero lo malo de esta fecha es que TODO ESTA REPLETO. No me quejo, sé que no soy la única persona en una relación, pero ya se vuelve estresante tener que hacer cola para comer o cola para ver una película y ya no lo soporto más. La ciudad me gusta, pero llega el punto donde solo quieres liberarte de todo eso, darte un break y disfrutar un poco sin tener que estar preocupándote por el tráfico o toda la bulla.

Es por eso que decidí que este año, nuestro San Valentín iba a ser completamente diferente. Quiero romper la tradición, ya que no es nada romántico estar peleando con el mesero porque se demora media hora en atenderte debido a toda la gente que está ahí. Estaba pensando en cómo sorprender a esta personita que me alegra los días y que increíblemente me soporta en cada momento de locura.

Mi hermana hace poco se fue para Paracas con sus amigos, regreso super feliz -y bronceada- y no puedo sacarme de la cabeza la emoción con la que contaba su experiencia haciendo sandboarding. No es que yo nunca haga cosas aventureras solo que…bueno ya, es cierto, no suelo hacer esas cosas, pero me gustaría intentarlo y poder probar cosas nuevas, no sé si me entiendes. Como dije, llega el punto donde ya te aburres de la rutina, te cansa la ciudad y quieres explorar nuevos horizontes. Gracias a eso, me anime por darle la sorpresa a mi pareja y ¡hacer un viaje a Paracas juntos! Es un destino que queda cerca de Lima y te va varias opciones.  


Me emociona el hecho de por fin hacer algo diferente a lo que estamos acostumbrados, siento que hablo como si fuera a irme al otro extremo del mundo, pero créeme que, si no eres una persona acostumbrada a viajar, hasta realizar un viaje a Chosica parece lejano.

Dije de no iba a hablar tanto, lo sé, ya estoy terminando. Solo quiero decirte que es cierto que San Valentín es la fecha clave para las parejas, pero no por eso te limites a sorprender a tu pareja solo este día. Este tipo de cosas deberían de hacerse sin necesidad de tener una fecha determinada. Si tienes a alguien que quieres, demuéstrale tu amor con detalles, por más pequeño que sea, veras que le sacarás una sonrisa. No pienses tanto las cosas, no planees tanto y sé más espontaneo con tus decisiones. Muchas veces decimos “después lo hago” o “pero…” y terminas perdiéndote de varias cosas por ello. Toma el consejo de alguien que solía privarse de las cosas empezando con esas dos frases, recuerda que la vida es una sola, si no es ahora, ¿para cuándo?

Terminaré deseándote un lindo San Valentín junto a esa persona especial y ¡no te olvides de salir de la rutina!

 

Escrito por: Viviana Bueno


Publicaciones antiguas Nuevas publicaciones

0 comentarios

Deja tu opinion

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados.